Cómo quitar el sarro del baño

El sarro del baño es un problema complicado de solucionar pues este tipo de manchas tienden a incrustrarse siendo especialmente difíciles de limpiar. El sarro aparece como consecuencia de la acumulación de humedad, suciedad y gérmenes y presenta una apariencia entre amarillenta y marrón que resulta muy antiestética. Si quieres saber cómo librarte definitivamente de estas manchas, no te pierdas los siguientes remedios.

1

Bórax y vinagre blanco

Bórax y vinagre blanco

El bórax o borato de sodio, es uno de los más potentes limpiadores para el hogar que podemos encontrar en el mercado. Es de fácil disolución en agua y es especialmente efectivo contra las manchas más difíciles. Junto con el vinagre blanco, conforman una interesante mezcla que acabará con las más difíciles manchas de sarro y te ayudará a limpiar el baño a fondo.

Procedimiento:

  • Rocía el equivalente a una taza de vinagre blanco, con ayuda de un pulverizador, sobre la superficie del baño afectada por el sarro y deja que actúe al menos 20 minutos.
  • Añade 4 cucharadas de bórax sobre la superficie y frota enérgicamente con un cepillo limpiador.
  • Cuando hayan pasado otros 20 minutos, añade un litro de agua caliente para enjuagar la mezcla y retirar todos los restos de sarro.
2

Bicarbonato de sodio y agua oxigenada

Bicarbonato de sodio y agua oxigenada

Otro de los más versátiles productos que encontramos en el hogar, es el bicarbonato de sodio, el cual tiene, junto con el agua oxigenada, un potente poder blanqueante sobre las superficies más castigadas, en este caso, por el sarro. Además, la capacidad desinfectante de ambos productos hacen que sean el complemento perfecto para dejar tu baño reluciente.

Procedimiento:

  • Realiza una mezcla de media taza de bicarbonato de sodio con dos cucharadas de agua oxigenada. Con la pasta obtenida limpia las manchas del baño. Frota con un trapo o un estropajo y deja que actúe al menos 20 minutos.
  • A continuación añade agua caliente para eliminar los restos de suciedad.
3

Piedra pómez

Piedra pómez

Curiosamente, la piedra pómez es especialmente efectiva, no solamente para tratar las durezas de los pies y eliminar pieles muertas, sino para quitar las manchas más complicadas relacionadas con la acumulación de sarro. Todo ello gracias a su superficie abrasiva que ayuda a retirar las manchas con facilidad.

Procedimiento:

  • Es tan sencillo como humedecer levemente la piedra pómez con agua tibia y frotar sobre aquellas manchas de sarro que quieres eliminar. Evita usarla seca ya que podría rayar la superficie.
4

Coca-cola y bicarbonato

Coca-cola y bicarbonato

La Coca-Cola es una bebida conocida por ser especialmente efectiva para desatascar baños y también para acabar con manchas incrustradas. Esto se debe a la acidez que provoca que la suciedad se disuelva más fácilmente. Resulta especialmente efectiva cuando se mezcla con bicarbonato ya que el poder limpiador de ambos productos se intensifica.

Procedimiento:

  • Esparce la Coca-cola cuidadosamente sobre la superficie a tratar y deja que haga efecto al menos 30 minutos.
  • Cepilla enérgicamente y esparce la mezcla de una taza de vinagre blanco con 3 cucharadas de bicarbonato de sodio. Deja que pase 15 minutos y vuelve a frotar.
  • Enjuaga con agua tibia.
5

Vinagre blanco y limón

Vinagre blanco y limón

La combinación de vinagre blanco y limón es otro acierto a la hora de eliminar las manchas de sarro del baño, pues al ser dos productos con un elevado porcentaje de ácidos, provoca que sea más fácil eliminar las manchas que han quedado más incrustradas y que son más difíciles de limpiar.

Procedimiento:

  • Mezcla el zumo de un limón en media taza de vinagre blanco y frota con ayuda de un cepillo en las áreas afectadas. Utiliza un estropajo para mejorar los resultados y facilitar el trabajo.


Con sencillos productos que seguro tendrás en casa, podrás dejar tu baño libre de restos de antiestéticas manchas de sarro. Y todo ello sin tener que recurrir a productos abrasivos y peligrosos para la salud.

Sabías qué...

Además de ser un potente limpiador para el hogar, el vinagre blanco es excelente para limpiar, productos de higiene personal, como las esponjas. Déjalas una noche en remojo en un recipiente con un cuarto de vinagre blanco y quedarán como nuevas.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (131 votos, promedio: 3,95 de 5)
Cargando…