Cómo planchar una camisa para que quede impecable

Laura Romero Rodríguez
Cómo planchar una camisa para que quede impecable

Planchar una camisa es una labor que tiene implícita cierta dificultad, y es que lucir una camisa impecable en su alisado es cuestión de tener un poco de técnica con la plancha. A veces, el resultado puede depender del tipo de tela, en otras ocasiones es necesario seguir algunos pasos o secuencia a la hora de plancharla para que estés segura de que no quedará ninguna arruga.

Entonces, es momento de que los ejecutivos de la casa luzcan un atuendo perfecto, para lograrlo, no te pierdas el paso a paso para planchar una camisa y que quede impecable.

Podría interesarte: Muebles esenciales para la habitación de tu bebé, Cómo blanquear la ropa fácilmente y Cómo cambiar la cinta de una persiana.

Prepara la prenda

1
Cómo planchar una camisa para que quede impecable - Prepara la prenda

En primer lugar, tienes que tener en cuenta la tela de la camisa para adaptar la temperatura adecuada, y evitar quemarla o que quede arrugada. Para ello, debes saber que el algodón siempre puede someterse a temperaturas más altas, pero que no superen los 210°, mientras que las camisas de poliéster u otros tejidos especialmente sensibles, como la seda, se recomiendan planchar con temperaturas más bajas, que no superen los 160°.

Revisa la placa de la plancha y la tabla

2
Cómo planchar una camisa para que quede impecable - Revisa la placa de la plancha y la tabla

Revisa minuciosamente que la placa de la plancha no tenga manchas para que no se pegue de la camisa. La superficie sobre la que vas a planchar también debe ser lo suficiente firme  para apoyar bien el peso de tu cuerpo con la plancha y lograr que desaparezcan todas las arrugas. Esta área también deberá estar pulcra para evitar que alguna impureza se traspase a la tela de la camina y se arruine.

Utiliza productos de planchado

3
Cómo planchar una camisa para que quede impecable - Utiliza productos de planchado

Utiliza un producto a base de almidón u otro componente, que te sirva para obtener un mejor resultado en tu planchado. Normalmente, el vapor de tu plancha podrá ser suficiente para lograr estirar todas las arrugas. Sin embargo, un producto en spray para planchar, de buena marca y excelente calidad, puede ayudarte a hacer menos esfuerzo en el planchado y a lograr ese acabado alisado perfecto que tanto buscas. Además, este tipo de producto también eliminan la estática de la ropa y deja un agradable aroma.

Una vez que hayas hecho una correcta revisión de la plancha y la base; y que tengas los productos de planchado a la mano, puedes proceder a planchar la camisa con este paso a paso.

Plancha el cuello y puños de la camisa

4
Cómo planchar una camisa para que quede impecable - Plancha el cuello y puños de la camisa

El primer paso para comenzar a planchar la camisa es empapar la prenda de vestir completamente rociando el producto de planchado. Ahora, centrarte en la zona del cuello y los puños que son las dos áreas que deberás planchar primero. Estas dos partes son las más fáciles de alisar, y además, conservarán el aspecto liso por más tiempo.

Coloca la camisa sobre la tabla de planchar de forma vertical, donde quede el cuello totalmente abierto. Luego, procede a pasar la punta de la plancha en la parte interna del cuello estirándolo y llevando la plancha, de un lado al otro, varias veces, haciendo énfasis en los bordes de los botones y ojales, hasta que esté totalmente alisada.

Luego voltea la camisa y plancha el cuello por la parte externa, repitiendo el procedimiento.

Ahora debes repetir el proceso con la parte de los puños. Plancha primero la parte externa y después la parte interna, pasando varias veces la punta de la plancha por el lado de los botones y ojales para que queden completamente alisados.

Las solapas de la camisa

5
Cómo planchar una camisa para que quede impecable - Las solapas de la camisa

Las solapas de la camisa se corresponden con la parte de los bordes en donde se sitúan los botones.

En esta parte, debes comenzar por la parte que no tiene botones. Tiende la camisa de forma horizontal, estirando y pasando la plancha varias veces por la misma zona de un lado a otro.

En la siguiente solapa, nos encontraremos con los botones. En esta ocasión no podrás pasar la plancha de un lado a otro, por lo que tendrás que hacerlo en pequeños tramos, entre botón y botón, haciendo mayor presión con la punta de la plancha en esta parte, para lograr un alisado eficaz.

Los hombros de la camisa

6
Cómo planchar una camisa para que quede impecable - Los hombros de la camisa

Ahora, le toca el turno a la zona de los hombros de la camisa. Para ello, debes situarte en la parte más estrecha de la tabla de planchar.

Coloca la parte del cuello abarcando toda la zona de la punta de la tabla de planchar. Es aquí donde colocarás la parte del hombro, dejando que las mangas caigan hacia abajo. Pasa la plancha por encima del hombro cuidadosamente, y repite la operación con el otro hombro.

Espalda de la camisa parte superior

7
Cómo planchar una camisa para que quede impecable - Espalda de la camisa parte superior

Las camisas de vestir tienen un área en la parte superior pegada al cuello separada de la parte inferior por una costura horizontal. Para asegurar un excelente planchado, deberás tomar la camisa y hacer un quiebre en esa costura, de manera que solo quede expuesta a la plancha la parte superior. Pasa la plancha varias veces hasta marcar el dobles y aprovecha de pasar la punta de nuevo por los hombros.

Espalda de la camisa parte inferior

8
Cómo planchar una camisa para que quede impecable - Espalda de la camisa parte inferior

Para planchar correctamente la espalda de la camisa en la parte inferior, debes colocar la camisa abierta boca abajo con cuidado de que el cuello quede en la parte más estrecha de la tabla de planchar. La idea es que la espalda de la camisa en la parte inferior, ocupe toda la tabla.

Si casualmente la camisa tiene una pinza en la parte de atrás donde está la costura que une la parte superior con la inferior, solamente debes de tener cuidado de conservar su forma natural. Para ello, plancha uno de los laterales y luego el otro con cuidado de estirar la pinza correctamente.

Planchar parte frontal de la camisa

9
Cómo planchar una camisa para que quede impecable - Planchar parte frontal de la camisa

Ahora, deberás planchar la parte frontal de la camisa. Para ello, debes colocar la parte inferior de la camisa hacia lo largo de la tabla. Aquí deberás planchar toda esta zona sin tocar la parte de las mangas.

Pasa la plancha enérgicamente y haz una leve presión en el bolsillo de la camisa y nuevamente en la zona de los botones, incluyendo el cuello.

Planchar las mangas de la camisa

10
Cómo planchar una camisa para que quede impecable - Planchar las mangas de la camisa

Antes de terminar, deberás planchar las mangas de la camisa. Para ello, toma primero una de las mangas y estírala bien sobre la tabla de planchar. No debes planchar los bordes, si no deseas que quede una raya marcada. Solo es necesario planchar la parte central.

Luego, gira la manga unos 90° y repite de nuevo el proceso. Repite este procedimiento con la otra manga.

Repasar la forma del cuello

11
Cómo planchar una camisa para que quede impecable - Repasar la forma del cuello

Para terminar, dobla el cuello y pasa la plancha por su quiebre natural. Aunque ya lo has planchado inicialmente, este último paso es para marcar el dobladillo del cuello, antes de guindar la camisa en el gancho correspondiente, o para terminar de doblar si es el caso.

Recuerda, el éxito de un buen acabado en el planchado de una camisa depende de varios factores: la firmeza de la tabla, la limpieza de la placa de la plancha, un producto para acelerar el alisado, y finalmente, llevar a cabo cada uno de estos pasos para planchar una camisa para que quede impecable sin ninguna arruga. ¡Ahora sí, listo para lucir un atuendo elegante y correcto!

¿Que te ha parecido el articulo?
Si deseas leer más artículos similares a “Cómo planchar una camisa para que quede impecable”, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cuidado y lavado de la ropa.