Cómo planchar una camisa para que quede impecable

Por Laura Rodríguez  

Planchar una camisa es una labor que entraña cierta dificultad, y es que lucir una camisa impecable es cuestión de tener un poco de técnica con la plancha. A veces, el resultado puede depender del tipo de tela, en otras es necesario seguir algunos pasos a la hora de plancharla, para asegurarnos de que no quedará ninguna arruga. Si quieres lucir una camisa perfecta no te pierdas el paso a paso para plancharla correctamente. 

Prepara la prenda

En primer lugar, hay que tener en cuenta la tela de la camisa para adaptar la temperatura de la plancha. Para ello debes de tener en cuenta que el algodón siempre puede someterse a temperaturas más altas (sin superar los 210º) que poliéster u otros tejidos especialmente sensibles como la seda (recomendable no superar los 160º).

Revisa que no haya manchas en la zona de la plancha, y que la superficie sobre la que vas a planchar sea firme y no contenga suciedad. Una vez que hayas hecho una correcta revisión, puedes proceder a planchar la camisa.

Cuello y puños de la camisa

El primer paso para comenzar a planchar la camisa es centrarse en la zona del cuello y los puños pues son más fáciles y, además, conservarán el aspecto liso más tiempo.

Coloca la camisa sobre la tabla de planchar, abierta. A continuación ve hacia el cuello estirándolo y pasando la plancha de un lado hacia otro varias veces.

Ahora debes repetir el proceso con la parte de los puños. Haz la parte externa y después la parte interna, pasando varias veces la plancha por encima.

Las solapas de la camisa

Las solapas se corresponden con la parte de los bordes de la camisa en los que se sitúan los botones.

En primer lugar se debe planchar la parte que no tiene botones, estirando y pasando la plancha varias veces por la misma zona de un lado a otro.

En la siguiente solapa, nos encontraremos con los botones. En esta ocasión no podremos pasar la plancha de un lado a otro, por lo que tendremos que hacerlo en pequeños tramos, entre botón y botón.

Los hombros de la camisa

A continuación pasamos a la zona de los hombros de la camisa. Para ello debemos de situarnos en la parte más estrecha de tabla de planchar.

Coloca la parte del cuello abarcando toda la zona de la punta de la tabla de planchar. Es aquí donde colocaremos la parte del hombro, dejando que la manga caiga hacia abajo. Pasa la plancha por encima del hombro cuidadosamente, y repite la operación con el otro hombro.

Espalda de la camisa

Para planchar correctamente la espalda de la camisa, debemos colocar la camisa abierta boca abajo con cuidado de que el cuello quede en la parte más estrecha de la tabla de planchar. La idea es que la espalda de la camisa ocupe toda la tabla.

Si casualmente la camisa tiene una pinza en la parte de atrás, solamente debes de tener cuidado de conservar la forma. Para ello plancha uno de los laterales y a continuación el otro con cuidado de estirar la pinza correctamente.

Parte frontal de la camisa

En esta ocasión toca planchar la parte frontal de la camisa. Para ello debemos colocar la parte inferior de la camisa hacia lo largo de la tabla. Hay que planchar toda esta zona sin tocar la parte de las mangas.

Recuerda que debes pasar la plancha varias veces hasta asegurarte de que ha quedad completamente libre de arrugas.

Las mangas de la camisa

Finalmente ha llegado el momento de planchar la última parte de la camisa: las mangas.

Para ello, cogemos una de las mangas y la estiramos sobre la tabla de planchar. No debes planchar los bordes, pues en ese caso se quedará una raya marcada. Solo es necesario planchar la parte central.

Gira la manga unos 90º y repite de nuevo. El proceso es igual para la otra manga.

Cuando hayas acabado con la segunda manga, tu camisa estará lista.

Conclusión

Antes de planchar una camisa, asegúrate de que la base de la plancha se encuentra en perfectas condiciones. En caso contrario deberás limpiar tu plancha previamente para eliminar cualquier tipo de mancha o resto, que pueda dañar tu camisa y arruinar el resultado. Tomando esta precaución, y siguiendo el paso a paso descrito, conseguirás lucir una camisa impecable y olvidarte de las arrugas para siempre.



Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo planchar una camisa para que quede impecable, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cuidado y lavado de la ropa.