Cómo mantener un inodoro limpio

Mantener un inodoro limpio es un sinónimo de higiene, muy necesaria especialmente en un espacio como es el cuarto de baño. El inodoro es un importante foco de bacterias que pueden provocar numerosas infecciones por lo que es imprescindible mantener esta parte del baño en excelente condiciones higiénicas. ¿Cómo puedes mantener tu inodoro siempre limpio? No te pierdas los siguientes consejos.

1

Limpiar el inodoro por dentro


Limpiar el inodoro por dentro

La parte interna del inodoro es la más propensa a atraer bacterias y suciedad, por lo que hay que extremar la higiene especialmente en esta zona:

  • Elige un producto específico para la limpieza del inodoro, sobretodo aquellos que tienen una consistencia densa que queda adherida a la superficie mientras higieniza toda la zona. Evita la lejía y los productos abrasivos ya que podrían dañar el revestimiento. Una buena opción, si quieres recurrir a productos en casa, es el bórax, el vinagre, bicarbonato o agua oxigenada.
  • Con ayuda de un cepillo especial para baño, esparce bien la mezcla hasta que el inodoro quede completamente limpio.
  • Para intensificar la limpieza, añade un poco de bicarbonato de soda por toda la taza y deja que actúe durante al menos 5 minutos. Vuelve a pasar un cepillo por toda la zona.
  • En el caso de que el inodoro tenga manchas difíciles, como por ejemplo las molestas manchas de sarro, es muy útil utilizar piedra pómez o lija.
  • Cuando hayas acabado, activa la cisterna de modo que todo quede enjuagado y limpio.
2

Limpiar el inodoro por fuera


Limpiar el inodoro por fuera

Cuando hayas terminado con la parte interna del inodoro, debes pasar a la parte externa:

  • Utiliza un producto especial para limpiar los baños de los que no necesitan aclarado, en pulverizador, y rocía sobre toda la superficie, incidiendo en la tapa, el asiento y la base del inodoro.
  • A continuación, y con ayuda de un paño, limpia la parte exterior de la taza junto con la tapa y el asiento.
  • Intensifica la limpieza externa de tu inodoro con una mezcla a partes iguales de agua y vinagre. Rocíalo por toda la superficie y seca todas las partes con un paño limpio. La acción desinfectante del vinagre, dejará tu inodoro completamente desinfectado y libre de bacterias.
3

Realizar el mantenimiento de la limpieza del inodoro


Realizar el mantenimiento de la limpieza del inodoro

Cuando hayas terminado con la limpieza profunda del inodoro, debes tener cuidado en mantener la higiene a diario. La mejor forma de hacerlo es la siguiente:

  • Al igual que en el paso anterior para limpiar la parte externa del inodoro, mezcla una parte igual a otra de agua y vinagre. Rocía con la mezcla tanto la parte interna como la parte externa del inodoro todos los días.
  • Aclara la parte externa con un paño limpio, pero deja que el vinagre actúe sobre la superficie del inodoro hasta que se realice una descarga de cisterna
  • Puedes introducir en la parte del tanque pastillas limpiadoras, que se encargarán de higienizar el agua con cada descarga.

 



Hacer un mantenimiento diario y una higiene más profunda al menos dos veces a la semana, garantiza que tu baño quede libre de bacterias y completamente limpio. Aplica un limpiador de inodoros cada día en el tanque para que al activar la cisterna, éste actúe despegando la suciedad que se va acumulando en el agua. Poco a poco se convertirá en una rutina que no te costará nada llevar a cabo. No olvides, además desinfectar la escobilla del baño.

Sabías qué...

Un inodoro en un lugar público puede tener 40,000 gérmenes por pulgada cuadrada.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (98 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…