Como limpiar la plancha para dejarla como nueva

Por Lorenzo Romero  

Limpiar la plancha es importante no solamente para alargar su periodo de vida útil sino porque, en el caso de que la plancha quede quemada o con restos de prendas por algún accidente, podríamos arruinar el planchado de otras prendas. Mantener una plancha limpia y en buenas condiciones es sencillo si sigues algunos métodos caseros. No te pierdas los siguientes consejos y disfruta de una plancha completamente limpia y perfecta para lucir unas prendas impecables.

Limpiar la plancha con sal

Limpiar la plancha con sal

Algo tan sencillo como el uso de sal de mesa puede ayudarte a lucir una plancha impecable. Además, el procedimiento es tan sencillo como poner la plancha a calentar y, con un paño seco en el que haremos esparcido algunos puñados de sal de mesa, frotar cuidadosamente la base de la plancha.

Cuando hayas realizado este paso, desenchufa la plancha de modo que la base se vaya enfriando, y cuando esté completamente fría vuelve a pasar un paño húmedo por la superficie. Así conseguirás arrastrar las impurezas y limpiarla en profundidad.

Limpiar la plancha con vinagre blanco

Limpiar la plancha con vinagre blanco

El ácido presente en el vinagre blanco es estupendo para poder eliminar las manchas más difíciles, adheridas a la superficie de la plancha.

Para poner en práctica este remedio, debes calentar medio vaso de vinagre blanco y, sin que llegue a quemar, humedece un paño seco y pásalo por la plancha. Si las manchas son muy persistentes, puedes agregar un puñado de sal al vinagre y repetir el mismo procedimiento.

Cuando la plancha esté libre de manchas, solamente tendrás que pasar un paño seco y quedará como nueva

Limpiar la plancha con jabón para platos o detergente

Limpiar la plancha con jabón para platos o detergente

Tanto el jabón para vajilla como el detergente son excelentes limpiadores que te ayudarán a lucir una plancha completamente limpia y libre de restos e impurezas.

El jabón de lavavajillas te ayudará a eliminar las manchas incrustradas en diversas zonas de la plancha, frotando cuidadosamente con ayuda de un estropajo por la parte suave de la esponja en el acero inoxidable.

Si necesitas hacer una limpieza más profunda, caliente un poco de agua y añade unas gotas de detergente para la ropa. Tan solo humedece un paño y pásalo por todas las zonas manchadas de la plancha, y saldrán sin apenas dificultad.

Limpiar la plancha con cera de vela

Limpiar la plancha con cera de vela

La cera de vela es un excelente remedio para que la base de tu plancha quede completamente libre de manchas. Para ello debes de conectarla a la corriente eléctrica y esperar hasta que se caliente. A continuación pasa la base de una vela sobre la superficie para que se vaya derritiendo a la vez que las manchas e impurezas se adhieren a ella.

Deja que la plancha comience a enfriarse y ve retirando la cera que ha quedado pegada con ayuda de un paño. De este modo tu plancha volverá a recuperar todo su esplendor

Limpiar la plancha con pasta de dientes

Limpiar la plancha con pasta de dientes

Otro limpiador para la plancha especialmente efectivoes la pasta de dientes pues esta crema puede disolver las manchas y hacer que la base de tu plancha recupere su brillo original.

Para ello, y con la plancha desenchufada, aplica la pasa dentífrica sobre la base de la plancha y frota con ayuda de un paño seco, incidiendo en las zonas más manchadas.

A continuación enchufa la plancha y pon la función de vapor tan solo 5 minutos. Pasado este tiempo deja que se enfríe y quita la crema dentífrica con ayuda de un paño. ¡Tu plancha quedará como nueva!!

Limpiar la plancha con limón y bicarbonato

Limpiar la plancha con limón y bicarbonato

Otro truco muy efectivo para cuidar tu plancha y mantenerla completamente limpia es con ayuda del limón y el bicarbonato.

El limón es conocido por ser un poderoso desinfectante con propiedades antisépticas y antibacterianas, por lo que actuará de forma muy efectiva contra la impurezas y los gérmenes que se van acumulando.

El bicarbonato de sodio, por su parte, ayuda a neutralizar el mal olor y a arrastrar la suciedad.

Para ello debes exprimir medio limón y mezclarlo con una cucharada de bicarbonato. Cuando crees una crema consistente, aplícala sobre la superficie con ayuda de un paño e incide en las manchas. En el momento en el que te percates de que la plancha está completamente limpia, puedes pasar otro paño para retirar la mezcla y aclarar.

Conclusión

Al hacer un correcto mantenimiento de las condiciones de la plancha, podremos alargar su vida útil y mejorar sus resultados. Y con estos sencillos trucos la compra de tu plancha será rentable durante muchos años. ¡No dudes en ponerlos en práctica!



Si deseas leer más artículos parecidos a Como limpiar la plancha para dejarla como nueva, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Electrodomesticos.