Cómo limpiar con ácido muriático

El ácido muriático es una sustancia también conocida con el nombre de ácido clorhídrico, ácido fuerte corrosivo o salfumán. Se trata de una de las sustancias más utilizadas para eliminar manchas difíciles, restos de humedad y otro tipo de suciedad que haya quedado incrustrada. Sin embargo su uso debe hacerse siempre extremando las precauciones ya que es un ácido especialmente agresivo y corrosivo, de modo que no ocasione daños para la salud o deterioro de algunos objetos. ¿Cómo limpiar correctamente con ácido muriático?

1

Usos del ácido muriático


Usos del ácido muriático

El ácido muriático se utiliza especialmente en el ámbito industrial y del hogar para eliminar manchas realmente difíciles, aunque no cumple únicamente con esa función, sino que se utiliza para otras cuestiones que quizá no imaginabas. Así, los usos más habituales del ácido muriático son:

  • Uso industrial: El ácido muriático es un componente habitual en la producción de detergente, papel, plásticos… e incluso sirve como aditivo alimentario
  • Quitar las manchas en el metal: El ácido muriático es una de las opciones que se utilizan para eliminar manchas difíciles en determinados metales tales como el cobre, e hierro o el latón entre otros. Sin embargo se debe tomar la precaución de no aplicarlo directamente sobre el metal, ya que podría dañarlo. Debe aplicarse siempre en un paño o esponja, y después sobre el objeto.
  • Limpieza de ladrillos y piscinas: Su potente poder limpiador, ha convertido al ácido muriático en la mejor opción para limpiar superficies determinadas como por ejemplo los ladrillos o las piscinas, más propensas a la acumulación de moho. Siempre tomando la precaución de diluirlo en agua para evitar altos niveles de concentración que podrían dañar la superficie.
  • Limpieza general: El ácido muriático se utiliza de forma general para la limpieza general del hogar. Es especialmente útil para la limpieza de tuberías osbtruidas, mantenimiento de suelos… aunque siempre debe ser utilizado con precaución y como último recurso cuando otros productos no funcionan, dado su alto poder corrosivo.
2

Normas de seguridad


Normas de seguridad

Ahora que ya conoces los usos más habituales del ácido muríatico, es importante que conozcas cuáles son las normas de precaución que debes tener en cuenta, de modo que lo puedas utilizar sin que afecte a tu salud:

  • Es de vital importancia utilizar siempre protección adecuada antes de exponerse a este líquido. El uso de guantes y mascarillas es indispensable, así como protección para todas aquellas áreas del cuerpo que puedan quedar descubiertas.
  • Mantén el área de trabajo correctamente ventilada con pasos de aire para evitar que el vapor se concentre.
  • Mantén correctas normas de higiene cuando estés manipulando ácido clorhídrico, evitando fumar, beber o comer en la zona.
  • Utiliza siempre pequeñas cantidades y en la mayoría de los casos con la debida precaución de diluir el ácido en agua. En el caso de diluirlo, hay que tener cuidado a la hora de verter el ácido sobre el agua, haciendo esta labor de forma muy lenta para evitar salpicaduras.
  • Rotula todos los recipientes que puedan contener ácido clorhídrico y mantenlos cerrados para evitar los vapores
  • Lee las etiquetas antes de utilizarlo


A pesar de la eficiencia del ácido clorhídrico, debes usarlo siempre con mucha cautela dada su alta toxicidad. Siempre y cuando sea imprescindible, asegúrate de tomar las medidas necesarias para salvaguardar tu salud.

Sabías qué...

Los jugos gástricos del estómago humano contienen ácido clorhídrico (HCl), misma sustancia que se utiliza industrialmente para tratar metales

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (166 votos, promedio: 3,99 de 5)
Cargando…