Cómo cambiar la cinta de una persiana

Por Lucas Navarro  

La cinta de la persiana es necesario cambiarla cuando comenzamos a notar que no se desliza con suavidad, se deshilachan o debilitan, o comienzan a retorcerse. Estos son algunos indicadores de que la cinta de la persiana ha comenzar a perder efectividad y es necesario cambiarla. Cambiarla es un proceso muy sencillo si cuentas con el material adecuado. Si te animas a hacerlo, no te pierdas el siguiente tutorial. 

Materiales para cambiar la cinta de la persiana

Si has decidido cambiar la correa de la persiana, necesitas contar con una serie de material imprescindible (que puede variar en función del tipo de persiana) pero que básicamente se reducirá a lo siguiente:

  • Una cuerda de persiana nueva
  • Destornillador
  • Placa embellecedor para la parte inferior desde la cual se recoge la ccuerda
  • Tornillos

Paso a paso para reparar la correa de tu persiana

Cuando tengas todo el material preparado, deberás seguir el siguiente procedimiento para cambiar la correa de la persiana:

  • En primer lugar debes bajar la persiana hasta abajo y quitar, con ayuda del destornillador, la parte del cajón en el que se enrolla
  • Observarás que hay un tornillo que sujeta las cuerdas al eje que hace girar la persiana. Debes retirarlo
  • Seguidamente debes cortar la cinta estropeada y quitar la parte del embellecedor desde donde se estira y se recoge. Ahora podrás retirar la cinta completa
  • Para calcular la cantidad de cuerda que necesitas, debes tener en cuenta que la medida es la que haya entre la parte superior e inferior, pero multiplicada por cuatro. Esto es necesario para que la cinta tenga la suficiente holgura de modo que pueda subir y bajar haciendo que la persiana suba y baje por completo
  • Ahora debes colocar uno de los extremos de la cinta en el eje superior. Solo anúdala y pásala en su totalidad por el pasacintas
  • Seguidamente debes girar el eje hasta que la cuerda quede recogida casi al completo. Aproximadamente unos 3/4. Cuando esté colocada, vuelve a colocar los tornillos para que la cinta quede enganchada al eje
  • Cierra la tapa del cajón superior y finalmente, pasa la cinta por la parte exterior del embellecedor. Debes tensar el muelle de la correa realizando un giro en el recogedor y apretando. Atornilla el extremo de la correa y el muelle enroscará la cinta sola. Atornilla el embellecedor.

Conclusión

Siguiendo estos sencillos pasos, en apenas unos minutos habrás cambiado la correa de la persiana y lucirá un aspecto mucho más limpio y renovado. No debes forzar ningún elemento ni tirar de forma fuerte para no dañarla. Con un poco de práctica podrás cambiar cualquier correa de persiana sin esfuerzo.



Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cambiar la cinta de una persiana, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Puertas y ventanas.