Cómo afilar una tijera: métodos para hacerlo en casa

Por Laura Rodríguez  

Afilar una tijera es necesario para mantener esta práctica herramienta en buenas condiciones. Conforme va pasando el tiempo, y con el uso continuado, las hojas tienden a perder el filo y por tanto dejan de ser tan efectivas cortando. Para solucionarlo, es necesario afilarlas cada cierto tiempo de modo que corten como el primer día. Este proceso es sencillo y podrás llevarlo a cabo mediante diversos métodos. 

Afilar tijeras con cristal

Una de las formas más sencillas de afilar una tijera en casa, es con ayuda de un cilindro de cristal. Puede ser el de una botella o una jarra, pero ten en cuenta que el vidrio o el cristal pueden dañarse, de modo que no recurras a algún objeto de valor.

Para llevar a cabo el procedimiento, necesitas abrir las tijeras de modo que cada una de las cuchillas esté en un lado del cilindro de cristal. A continuación, haz el movimiento de abrir y cerrar para que las cuchillas comiencen a afilarse con ayuda del cristal y verás como recuperan toda su capacidad.

Afilar tijeras con papel de lija

El papel de lija es muy útil para que las hojas de las tijeras se afilen rápidamente. Para ello solamente debes doblar el papel de lija dejando hacia afuera la parte más rugosa. A continuación frota cada una de las hojas para que comiencen a afilarse o bien, comienza a cortar el papel de lija en trozos de modo que las cuchillas se vayan afilando a la vez.

Este método tan sencillo, apenas te llevará unos minutos y tras realizarlo, podrás comprobar que tus tijeras vuelven a cortar tan bien como el primer día.

Afilar tijeras con papel de aluminio

Otro método muy útil para afilar las tijeras es realizar cortes en un trozo de papel de aluminio. El procedimiento es similar al de cortar papel de lija, solamente debes de realizar sucesivos cortes para que las hojas se vuelvan a afilar.

Una alternativa, siguiendo el mismo método, consiste en frotar las hojas de las tijeras con el mismo papel de aluminio y, en su defecto, con lana de acero. ¡Notarás la diferencia!.

Afilar tijeras con una piedra de afilar

Las piedras de afilar está especialmente pensada para tratar los cuchillos y las hojas de las tijeras, y es sumamente sencilla de utilizar.

Este utensilio, consta de dos partes diferenciadas: una cara con un grano fino y la otra cara con un grano grueso. En el caso de que las hojas estén muy desafiladas, debes usar la parte del grano más grueso, y en caso contrario será suficiente con afilar la hojas en el lado del grano fino.

La idea para conseguir un buen afilado en cada hoja, es pasar cada una de ellas, primero por la parte de grano grueso y acabar con la parte de grano fino para conseguir un buen resultado

Afilar tijeras con un alfiler

Otro modo muy efectivo de afilar las hojas de una tijera, es con ayuda de un alfiler de costura. El método es my sencillo, solamente se necesita una aguja o alfiler de metal, grueso, sobre la cual debemos hacer el movimiento de cortar, del mismo modo que si quisiéramos cortar el alfiler en pequeños trozos.

Repitiendo este movimiento de forma continuada, conseguirás que las hojas de las tijeras se vayan afilando poco a poco.

Conclusión

Un buen mantenimiento, te permitirá conservar tus tijeras en buen estado durante mucho más tiempo. Para ello no olvides limpiarlas cuidadosamente después de cada uso de modo que no queden restos, y conservarlas cerradas para que las hojas se mantengan perfectas.



Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo afilar una tijera: métodos para hacerlo en casa, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Mantenimiento e instalaciones.